miércoles, 30 de marzo de 2011

romances y contratos de permanencia

Hoy ha llegado el día tan ansiado en mi vida en el que he tenido al alcance de mi mano, mi mas ansiado fetiche: iphone 4.
Esta mañana me ha llamado Toñi, o así se hacía llamar la teleoperadora en cuestión y me ofrecía este "terminal" como ella decía con una oferta en facturas alucinante.
Todo era maravilloso hasta cuando habló de los contratos de permanencia.
Si lo rompo, tendré que abonar una cantidad bastante costosa...
El problema es que en septiembre me iré a vivir al extranjero un año, y si deseo esta oferta tan sugerente y atractiva solo podré disfrutarla unos mesecitos, luego tendré que pagar una cifra de cojón de mico.
Por otra parte, mi antiguo terminal, la Blackberry, no está tan mal, da sus problemas, pero he visto que le tengo mucho cariño y lleva mucho tiempo junto a mi, se puede decir que no me ha traicionado jamás. Además, físicamente es muy atractiva y me ha sido útil en gran medida.
Toñi, tuvo un momento que se asustó porque me hablaba y no respondía.
Reflexioné: ¿cómo la elección puntual de un "terminal" a día de hoy, puede ser tan semejante en este instante a mi vida sentimental?

Mentiras.





  • Una mentira piadosa es cuando le dices a tu novia que no estás quedando con tu ex para tomar sólo café porque sabes que no lo entendería y no quieres hacerle sufrir. Una mentira patológica es soltar años más tarde que no la ves desde hace decenios cuando TODOS te hemos visto con ella.

  • Una mentira piadosa es decirle a tu pareja que no miras a otras, a pesar de trabajar detrás de una barra. Una mentira patológica es soltarle a tu casi-amante (que no lo es, porque no quiere) que siempre le has guardado la ausencia a tu novia, sobre todo cuando tu casi-otra te ha visto comerle los morros a una rubia tetona una par de semanas atrás.


  • Una mentira piadosa es insinuar que sólo te follas cerebros, pero se convierte en patológica cuando sólo se te ve con trozos de carne que dicen que son humanos y parecen salidos de Hombres, Mujeres y Viceversa.


  • Una mentira piadosa es decirle a tus padres que no te quedan tantas asignaturas de la carrera. Una mentira patológica es contarle a todo el mundo que estás en 6º de medicina, y que te nombren en exámenes de varias asignaturas de 1º (a las que además no te has presentado).


  • Una mentira piadosa es decir que no te cuidas apenas y que es tu metabolismo lo que te hace estar así de estupenda. Una mentira patológica es pegarte el atracón cuando sales a comer en restaurantes, y matarte literalmente de hambre en el día a día.


  • Una mentira piadosa es asegurar que estás muy bien soltero, pero se convierte en patológica cuando mendigas amor en cada esquina.

lunes, 28 de marzo de 2011

Vacaciones.

[Audio]


Recuerdo que hubo una época donde la gente buscaba compañía y una conversación interesante detrás de un cuerpo.

Era habitual quedar para tomar un café interminable, que nunca se alargaba hasta la madrugada y se extendía a través de varios días. El cine era un sitio bonito para las miradas furtivas, y el momento más tenso de la semana era cuando se acercaba la despedida y te temblaban las rodillas.

Extraño el siglo XVIII. O el respeto entre las personas, no estoy muy segura.

Necesito unas vacaciones "sentimentales".

domingo, 27 de marzo de 2011


En serio, de verdad, fuera de bromas, de juegos, de estrategias ¿Qué queréis de mí? No lo entiendo, necesito CLARIDAD. Pero de la de verdad, nada de hablemos claro hoy pero que nuestra actitud en lo sucesivo ensombrezca lo dicho.

Actitud 1: Esto es solo sexo (es una afirmación, no hace falta preguntarlo). No tienes que hacer como que te interesa mi vida. No voy a contarte mis problemas y si quieres ayudarme con ellos, si te interesa de verdad, te esfuerzas en lo que venimos a hacer. No me cuentes tu vida, siendo sinceros no me importa. Si quieres una novia yo no soy esa persona, hemos dicho que esto es una "relación física" no actuemos fuera de esos límites. Dime si realmente quieres algo más, yo actuaré en consecuencia, claro que puede que me vaya y no me vuelas a ver. ¡Ojo! No estoy diciendo que te comportes como un cabrón insensible, quiero que me trates bien pero durante el tiempo que estamos juntos y en el contexto de la situación.

Actitud 2: Me gustas, me agobio, hazme caso. Creo que no valoras lo que significa que yo te trate como algo más que a ganado. ¿Te crees que por ser una tia lo hago con todos? ¿Qué dedico esta atención y esta dulzura a todo el que se acerca? Esto me supone un gran gasto de energía emocional. Que no te convence, muy bien, pero actua en consecuencia. Esta actitud da la sensación de que va dirigida a mantenernos enganchadas, en un segundo plano, en reserva.

Y acabamos tan quemadas, que ya no nos fiamos de los buenos. Es triste decir que casi que prefiero un gilipollas de los se toman la molestia de llevarlo con luces de neón encima de la cabeza.

viernes, 25 de marzo de 2011

Cold hard bitch




Culpar a todo un género de la incapacidad propia para mantener una relación adulta es estúpido, a la par que una muestra eficaz de inmadurez. Pero no nos culpéis a nosotras tampoco: somos el producto de décadas de enseñanza sobre la importancia de la independencia femenina, la autonomía personal y la individualidad como única salida para la mujer "inteligente". Casarse o tener pareja no sólo está "OUT" (como diría una amiga mía), sino que se considera un retraso social propio del conservadurismo que deja a la mujer bajo el yugo masculino como parte de su propiedad.







Pero ¿Cómo pretenden que no caigamos en semejante trampa? ¿Cómo se escapa de la condena social del género completo cuando todo lo que se ve alrededor (o al menos la mayoría) es desesperantemente patético? El mercado de la carne está fatal, estamos de acuerdo, pero ¿era necesario llegar a este punto de bazofia tóxica? Y como todo no puede ser culpa de los demás me pregunto, ¿tengo un imán? Las formas, la educación, el respeto como ser humano, los tratos en pareja, y la comunicación ha pasado a un segundo plano... O está tan difuso que parece que va a desaparecer de un momento a otro.


Así que perdónenme cuando digo que este no es mi mundo, si tonteo con la idea de que prefiero morirme sola que con un mamerto a mi lado, si afirmo que tengo el suficiente amor propio como para saber dónde está el límite de lo necesario y lo patético, si exclamo en voz alta que todo el afecto que necesito me lo dan mis gatos y mis amistades y si se me llena la boca al soltar que la mayoría de las parejas me hacen sentirme optimista ante la vida (como diría un conocido "es como cuando ves un tsunami que arrasa en un país lejano y piensas automáticamente en lo afortunado que eres"); pero no se extrañen de que cada día haya más frialdad por parte de las mujeres.


Catalóguenme como pedante. Tíldenme de gilipollas. Llámenme feminazi.
O mejor aún, no me llamen. Nunca. Jamás

(o al menos hasta que vuelva a creer en la buena voluntad de las personas)




P.S. A mis amigos varones... Os quiero, aunque la tengáis colgando.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Cuando el amor propio...



Que me deje seducir no significa que me vaya a acostar contigo. Y menos aún cuando te comes la boca con Barbie Barbarie (también conocida como "tu novia") a menos de 10 metros de mí.

Que me haya acostado contigo y haya dado señales de vida después, no quiere decir que quiera casarme contigo. Sólo quiero seguir conociéndote a través del sexo.

Que me esté tomando una cerveza con mis amigas a menos de 5 metros de ti y no te haya saludado, no significa que sea maleducada, ni tan siquiera que me esté haciendo la digna. Simplemente, es que no me apetece saludarte y punto.

Que me mees en la pierna para marcar tu territorio en un bar no es un gesto bonito. Un gesto bonito es llamar cuando sabes que estoy hasta arriba de estrés, sólo para saber cómo estoy y dar a entender que estás interesado.

Interés no es llamar después de meses para "saber cómo estoy y cómo me va la vida". Menos aún cuando lo rematas con insinuaciones sexuales.

Si no te he contestado a un mensaje, e-mail o llamada desde hace seis meses es porque no me sale de las tetas; NO TENEMOS UNA RELACIÓN, ENFERMO MENTAL; NO ME INTERESAS NI LO HAS HECHO NUNCA; Y OJALÁ VIVAS MUCHOS AÑOS... PERO LEJOS.



Y después habrá quien se pregunte por qué mi amor propio grita

"YA BASTA"

martes, 22 de marzo de 2011

Momentos de Soltera IV


Cuando Vodafone te ofrece llamar ilimitadamente a un número y eliges el de tu amiga...

Primavera


La sangre altera

martes, 15 de marzo de 2011

KINDER SORPRESA


No hay cosa mas triste...

que queden un día contigo para dejarte y ser ese mismo día en el que te enteras que estabas saliendo con alguien.

Menos mal que desde que existe el kinder sorpresa, estas cosas no pasan de graciosas anécdotas.

El sentimiento.



Estimad@s lectores:

¿Qué tal les va la vida? ¿Encontraron a su hombre o mujer adecuada? ¿Mucho sexo? ... ¿Jodidos?

Bueno, bueno. Hoy vengo a escribir algo que me surge muy a menudo....y resulta que practicamos el coito pero ¡Boom! No sé si me gustas. Está bien si te veo, pero si no te veo también, quizás debo verlo para aclararme, o quizás no debo verlo más, pero la compañía no es tan mala no? ehem ehem ehem

By the way, nunca os han tocado los cojones los pelotas de la clase? los que ríen excsivamente las bromas de los profesores, ohhh, siempre hay un@ petard@

Compañeros del blog, ¿que coño hago con este (uno de los tantos) chicos? Sigo disfrutando de su compañía....el mercado esta escaso, piensen en ello.

Sin más, un saludo!

domingo, 13 de marzo de 2011

Llegados a este punto.


La primera vez que tuve sexo sin compromiso me sentí mal conmigo misma, justo empezaba a salir de la burbuja amorosa y me dirigía hacía algo desconocido: la promiscuidad? Intentaba pensar que sentía algo, a veces sentía algo pero ellos buscaban sexo, y me sentía mal.

Pasan los años, te decepcionas, ya no buscas amor, buscas una compañía en la cama, levantarte y ver que al menos no estás sola, que el amor no llegará, pero aún así tienes a tus amigos de cama, alguien que te acaricie, que te haga sentir bien un rato y que no te coma la cabeza más tarde.

A veces piensas que puedes encontrar al adecuado, quizás llegará, y mientras, pasa el tiempo.

Pasan más años, y llega un punto, en que el sexo, con alguien desconocido, conocido de hace unas horas, con un amigo, es algo que puede pasar, y mañana, tan tranquilos, como si nada, como el que se bebe una cerveza.

La evolución del subconsciente es algo que me conmueve, ¿cuándo dejamos de buscar príncipes y empezamos a buscar falos? ¿los buscamos o simplemente los dejamos venir? ¿cómo puedes sentir tal pasividad en el sexo cuándo anteriormente has sentido el amor más profundo en él?

La vida sigue, y tú, pedazo de cabrón, estés donde estés te llevarás la bronca si algún día te encuentro y me caso contigo, por haberme hecho esperar tanto y haberme dejado sola tantos días en mi cama, por haberme hecho llorar y añorar lo que nunca he tenido, por tantas noches a solas sintiéndome abandonada y queriendo amar y ser amada. Y si no te encuentro, estarás igual de jodido que yo, así que mientras tanto: enjoy sex.

From the Cradle to Enslave


Cuando empiezas a tener una vida amorosa/sexual activa, en esa época tonta de instituto, una vez superas el fijarte en el chico guapo de la clase al que no vas a tener porque sale con la choni tetona de turno, las mujeres pasamos a fijarnos en chicos mayores. Es cierto que normalmente los integrantes del género masculino que rondan los 16 años dejan mucho que desear, en el sentido de que siguen teniendo una mentalidad bastante infantil y una pues busca una cierta madurez intelectual. O al menos eso creemos en esa tierna adolescencia porque probablemente demos con uno casi peor pero que a nosotras pues nos parece todo un hombre, no os engañeis chicas es sólo el efecto de la barba. Y claro empiezas una relación seria, a esa edad el concepto de promiscuidad sexual todavía no se ha implantado en tu cabeza como una posibilidad, con una persona por la que puedes llegar a sentir cierta adoración, es mayor y va de otro rollo no como tus amigos siempre tan pueriles.

Pero el tiempo pasa, y ahora eres tú la que madura y evoluciona, y puede que te des cuenta que ese tio sólo era más viejo que tú pero para nada cumplía con esa idea de hombre centrado e intelectualmente desarrollado. Y ya es el remate si te das cuenta de que no sólo es un inmaduro, también es un GILIPOLLAS, al que le has estado siguiendo la corriente como si su palabra fuese divina porque pensabas que él sabría más que tú.

Así que llegados a los alrededores de los 25 y tras años de acercarte a tios que están en el arco 25-30, te das cuenta de que a esa edad muchos están ya algo pasados, vienen de vuelta y no vas a sacar gran cosa de ellos. Les falta el ímpetu y esa chispa de ilusión que se tiene en los primeros compases de la veintena. Son sexualmente agradecidos y no tienen fobia a la intimidad, a uno de esos acercamientos postcoitales cariñosos que son una educada muestra de satisfacción pero que a algunos les horroriza que pueda mandar un mensaje equivocado.

A veces parece que los más jovencitos son los que tienen las ideas más claras...

viernes, 11 de marzo de 2011

Día de mierda


  • Cumple 24 años este año cuando ninguno de tus objetivos se han cumplido.
  • Deja de fumar después de nueve años y date cuenta de que, repentinamente, estás borracha tres veces en semana.
  • Pésate, y descubre que has cogido trece kilos en los últimos tres años.
  • Ponte a dieta, termina echándole queso de untar a la sopa porque está asquerosamente insípida.
  • Estudia, estudia, estudia, y sigue sin poder concentrarte. Haz el examen, quédate en blanco.
  • Empápate con la marea que saca el bus que te tiene que llevar a tu destino del charco colindante a la acera.
  • Llega a casa, mira la gotera del techo que te acaba de dejar tu vecino de arriba.
  • Sal a correr bajo la tormenta en plena alerta naranja, llega cansada, tiritando y dúchate con agua ardiendo.
  • Escucha en random Athlete-Tourist porque tu vida amorosa es una auténtica mierda.
  • Manda a la mierda a alguien a quien quieres mucho por faltarte el respeto.

  • Sé consciente de que el planeta se muere y de lo egoísta que es traer un hijo al mundo ahora.
  • Sufre un ataque de migraña.

Tu vida sigue igual: Sin un trabajo que te llene, sin terminar tus estudios, llegando a final de mes con muchas dificultades, con el culo fofo, anemia crónica, las sábanas frías y el corazón helado.

Y después, habrá quién se pregunte qué es un día de mierda.

domingo, 6 de marzo de 2011

EL DESEO

Sabado. 0.15.

Es algo sugerente imaginarse la vida como un eterno baile de tango. Los giros, la pasión, las miradas, el tacto, la coordinación, dominar, ser dominado, hacer el amor, escapar, rechazar, arañar,esperar, sudor, desear... El deseo.
Y es algo tan raro el deseo...
Un sentir fácil de confundir con otras emociones, algo muy delicado, casi imperceptible.
Me encuentro en una situación en la que estoy dudando si sufro odio, deseo y obsesión a la vez.
Una situación en la que en pocas horas me han humillado mordiendo la almohada casi sin respirar a pasar a forzar el momento mientras bajo mis piernas agarraba a un hombre jadeando mientras le susurraba al oído a que me gritara que deseaba que le hiciera suyo.
Y así es, una guerra en una cama. Y una tregua en el sofá. En la que el sudor es bienvenido. Una guerra en la que en la oscuridad se confunden, fuerza, placer, desprecio, amor y deseo, y bailan a ritmo de Gardel.