miércoles, 28 de septiembre de 2011

Pienso que...

...las contradicciones humanas son ininteligibles. O lo que es lo mismo, que la gente es gilipollas.

Si follas y no das señales de vida, es que eres una perra inmunda.
Si follas y las das, es que estás intentando emparejarte a toda costa.
Si no follas, es que no hay quien te quiera.
Si follas, es que eres más fácil que la tabla del dos.
Si haces caso, es porque vas buscando guerra.
Si no lo haces, es que te lo tienes muy subidito.
Si no tienes interés alguno en tener pareja, es que estás muerta por dentro.
Si lo tienes, estás desesperada.




¿Está reñido el gusto por el sexo con tener educación?
¿Hay que andar siempre con juegos absurdos de quinceañeros?
¿Las estrategias nunca se pasarán de moda?
¿Sólo yo me canso?


Sea como fuere, es sorprendente que se extrañen después de todo que a más de una y de dos nos de una pereza terrible quitarnos el candado para bajarnos las bragas.

2 comentarios:

  1. MenteSucia6.11.11

    Lamentablemente, en la mayoría de las veces esto funciona así.

    Incluso a algunos tíos no les va el rollo directo y prefieren jugar al gato y al ratón, con su correspondiente pérdida de tiempo que eso conlleva.

    Supongo que en parte será por el arte de cortejar, innato en la naturaleza animal. Pero vamos que con la consciencia que hay hoy día, se podría obviar la mayoría de las veces.

    Aunque para algunas y para muchos, ser directos es el cortejo ideal... =]

    ResponderEliminar
  2. El problema es que follar, como otras tantas cosas en esta vida, esta sobrevalorado.

    ResponderEliminar

¡Escúpelo!