domingo, 15 de mayo de 2011

Sentir


sentir.
(Del lat. sentīre).
1. tr. Experimentar sensaciones producidas por causas externas o internas.

Sentir, acción y reacción, cuánto cuesta evitarlo. Creemos que hemos aprendido, que lo que hemos pasado nos ha enseñado. Somos más fuertes, menos ingenuos. Que nos resulta sencillo trazar una línea imaginaria y decir, hasta aquí.

Nos resistimos, luchamos contra nosotros mismos y volvemos a perder la batalla. Procesamos estímulos exteriores, creamos una reacción interna. Llegado cierto punto sabemos que no podremos evitar esa reacción, así que decidimos evitar su causa. Pero somos tan débiles. O peor, estamos convencidos de que esta vez será diferente. Ilusos, poseedores de una inocencia innata, que se regenera cada vez que es mortalmente atacada. Cuando olvidamos las lágrimas y el sufrimiento, cuando nos pueden las nuevas esperanzas.

Hemos creado medicamentos capaces de paliar ese dolor, el que nace de tus sentimientos, tus reacciones internas. Consiguen crear de forma automática esa coraza que con tanto esfuerzo formamos y con tanta facilidad nos quitamos. Pero todo tiene un precio, y sumergirse en una extraña ataraxia química impide no sólo el sufrimiento, elimina todas las emociones intensas. Por mucho que cueste asumirlo, el dolor nos hace humanos...

1 comentario:

  1. Sadomasoquismo emocional, una manía de lo más intensa.

    ResponderEliminar

¡Escúpelo!